Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

Tuber aestivum vitt

Popularmente conocida como trufa negra de verano. De forma más o menos esférica, irregular, arrugada y de aspecto y textura verrugosa. Su tamaño es muy variable y oscila entre los 3 y los 13 cm habiéndose encontrado ejemplares mucho mayores. Es un hongo que nace en el hipogeo enterrado en la tierra de color marrón oscuro, negruzco y está recubierto de verrugas piramidales.


La gleba está surcada por venillas blancas, apretadas sobre una masa de color pardo marrón claro que se oscurece con la edad al madurar las ascoesporas. Esta masa es mucho más clara, casi blanca y se confunde con las venillas cuando la trufa es muy joven. De carne compacta y sabor profundo que recuerda al de los frutos secos. Su olor, moderadamente intenso, es inicialmente agradable, pasando a ser rancio cuando madura en exceso. De aroma profundo y sabor suave. Se puede utilizar cruda o cocinada. Su conservación es excelente

Las esporas son elípticas a subglobosas, 20-45 x 18-35 µm. Traslúcidas y de color amarillento con ascos globosos, sésiles, 50-110 x 50-70 µm, generalmente de de 3 a 4 esporas, a veces de 1 a 6. 

Se asocia con numerosas especies de árboles: robles, encinas, hayas, tilos, encinas e incluso con coníferas. Prefiere los suelos calizos y soleados, pero también crece en suelos arcillosos. Es frecuente que agriete la tierra ya que fructifica a poca profundidad, a veces, casi en la superficie. 

La época de recolección se extiende desde mayo hasta julio, alargandose la temporada si las condiciones son las adecuadas. 

La Tuber mesentericum Vitt. clasificada como una variedad de Tuber aestivum Vittad. para algunos micólogos es una especie distinta, aunque sus características micróscopicas sean muy similares. Macróscópicamente es sensiblemente más pequeña, con las verrugas menores y con una depresión muy visible. Pero principal diferencia reside en su olor, la de Tuber mesentericum Vitt. es desagradable, por lo que no es apta para la cocina. Este hongo es muy similar exteriormente, pero tiene la gleba casi negra y un aroma mucho más intenso. Su tempodada de maduración es invernal, de diciembre a marzo. 

El crecimiento de su micelio inhibe el de plantas, creando así el famosos "quemado" de la trufa, un círculo alrededor del árbol miceliado en el que no crece vegetación. 

9 de marzo de 2017
Compartir en